Casa Trampa: Cataluña hecha restaurante.

Es el día grande de Cataluña, 23 de Abril y Sant Jordi, y queríamos hacerle un homenaje a esta gran tierra. Así, el post de hoy será catalán, catalàn, adentrándonos en un restaurante con historia y el mejor en cuanto a comida de la tierra que hemos encontrado.

Nuestra víctima será el local Casa Trampa, fundado en 1804. Casa Trampa es una meca para los que les gusta los restaurantes tipo “comida de la abuela”, “calidad suprema” y “cantidades abundantes”. Para llegar a Casa Trampa la cosa se pone un poco difícil si no se hace en coche pues se sitúa en Valvidriera, justo al salir de funicular al Tibidabo y bajando unas largas escaleras, pero es una excelente opción si se ha ido a pasar la mañana al hermoso monte que preside BCN.
Ya de por sí el restaurante llama la atención porque está hasta los topes y hay una oleada de camareros corriendo de un sitio para otro. Dentro, da esa sensación de taberna en la que celebrabas las comidas familiares cuando eras pequeño y es un tanto complicado no sentirse nostálgico sentado en las sillas de madera frente a ese típico mantel de papel blanco.
 IMAG0671
Pero a lo que nos interesa: La comida. No sabríamos definir Casa  Trampa como otra cosa que no fuera “el mejor restaurante de comida catalana en el que hemos estado”, así que dejaremos la definición así. Increíble. La calidad, la rapidez del servicio, la experiencia. En la carta encontramos comida hecha del día, casera a más no poder. Canelones, lasaña de verduras, embutidos catalanes o ensalada de queso de cabra para empezar. Especialmente tentadora es la oferta de platos carnívoros: estofados de ternera, asados de cordero que harían a más de uno saltarse la dieta, los famosos callos “Trampa”, la butifarra con judías o el conejo con setas.
Nosotros comenzamos con una ensalada de habas y jamón serrano y una magnífica brandada de bacalao. Le siguieron unas albóndigas caseras, cuya salsa era una obra de arte, y la lasaña, que superaba a cualquier invención italiana. De postre optamos por un flan de huevo y caramelo.
El resultado final, con cerveza y pan incluidos, fue la tripa llena por 18 euros por cabeza. Si todavía no tienen un punto de encuentro para reunirse entre amigos y con la familia, sin duda, Casa Trampa es el mejor candidato.
Restaurante Casa Trampa.
Plaza de Vallvidrera, 3, 08017 Barcelona
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s