Australia Foodie Guide: Part 2

Para los que esperaban ansiosos la segunda parte de nuestra “Guía Gastronómica Australiana” el día ha llegado. Empezaremos por una anécdota. ¿Sabían que una de las cadenas de hamburguesas más conocidas mundialmente tuvo que cambiar su nombre en Australia por derechos de marca? Un tal Jack tenía un establecimiento llamado “Burger King” al que la conocida multinacional americana ofreció una cifra gastronómica por cambiar su nombre para poder poner el suyo en sus locales. Jack se negó tantas veces como la cifra ascendió y el “rey de las hamburguesas” tuvo que ceder al derecho de Jack. Desde ese día el nombre de las franquicias de la empresa en Australia es “Hungry Jacks” (el hambriento Jack) en repesalia a aquel empresario local.

Screenshot_2015-02-22-18-11-38_1

Centrándonos más de lleno en el post nos decidimos a empezarlo por uno de los locales más conocidos de Sídney (si sabes encontrarlo primero). Como si se tratase de una discoteca, y tras cruzar una pesada puerta a modo de lata de refresco, se esconde The Soda Factory. The Soda es el típico local que enamora a los aussies con una mezcla entre bar clandestino, Gran Gatsby y comida americana. Decorado con sillones, vinilos y fotografías de las estrellas de Hollywood, el local siempre está abarrotado. The Soda Factory cuenta con un gran programa de entretenimiento en el que destacan desde proyección de películas a conciertos en directo. Gastronómicamente es, casi en su totalidad, americano: hamburguesas, alitas de pollo, nachos, cerveza y su gran atractivo: los hot dogs gourmet. Estos últimos además de ser extraordinarios en sabor, también lo son en precio y es que todos los martes los puedes consumir por…¡un dólar! Algunos ejemplos son el tejano (con chili), Humphrey Bogart (mermelada de coliflor y cebolla caramelizada), el Johnny Drama (crema sureña, bacon y aguacate), entre muchos otros, aunque la joya de la corona es el Elvis Presley de plátano frito (en vez de la salchicha), mantequilla de cacahuete y mermelada de fresa. No creo que sea necesario decir mucho más porque se explica por sí solo.

IMAG1222 IMAG1220 IMAG1216 IMAG1227 IMAG1226 IMAG1213 IMAG1210 IMAG1211

Nuestro próximo local está situdo en un destino obligado si se viaja a las antípodas: Anna Bay. Anna Bay es una hermosa bahía conectada a un parque natural de dunas (en el que se puede alquilar un camello y hacer recorridos guiados). El restaurante Crest se encuentra en ella. Alejado de cualquier bullicio, Crest está especializado en comida australiana y es conocido por sus “platos para compartir”. En su carta vemos desde ostras, a platos de marisco con cangrejo, salmón aumado, pez mantequilla y ensalada de confit de pato. Fue en este restaurante donde tuvimos la mejor comida del viaje. Pedimos un “Tasting plate for 2” (plato degustación) con queadillas, ostras loales (increíbles), patatas, hummus, aceitunas marinadas y lo mejor de todo el conjunto: dolmas, más conocidas como hojas de parra rrellenas de arroz. De postre dos chai latte con helado. Todo sublime aunque el precio rondó los 25 dólares por persona.

IMAG1254IMAG1257IMAG1255 IMAG1256

La siguiente noche tras pasar un día maravilloso en uno de los parque naturales más hermosos de australia (Booderee National Park), nos alojamos en un pueblecito llamado Shoalhaven Heads. Por la mañana encontramos allí un local con el nombre Table Talk Cafe que resultó ser uno de los mejores desayunos (y de los más contundentes) que he tomado nunca. Todo el menú era muy al estilo “aussie”: comida 100% sana y basada en productos locales: yogurt casero con frutas, muesli y frutos secos con un cafe con leche de soja y canela y una tostada con salmón, aguacate y huevo pochado junto a un inmenso zumo de naranja. Siete dólares por cabeza y nos ahorramos la comida.

IMAG1319 IMAG1322 IMAG1323

Para acabar la Foodie Guide hablaremos del restaurante que más nos sorprendió. Aprovechando que comenzaba el campeonato mundial de Surf nos dirigimos al norte de Sídney, exactamente a Manly, lugar donde se celebraba y una de las zonas más exclusivas de la ciudad. Andando entre los mercadillos encontramos In Situ (1/8 Sydney Road, Manly NSW). Con aspecto de bar polinesio y actuaciones frecuentes en directo, In Situ ofrece lo mejor de la gastronomía y ambiente australiano. Una Veggie Burger de calabaza y tofu en pan de centeno acompañada con ensalada y unos rollos de pollo, aguacate y queso fundido fueron nuestras elecciones. Rondando los 20 dólares por persona, la calidad de la materia prima era excelente y el servicio.

IMAG1407 IMAG1410 IMAG1413 IMAG1406 IMAG1404 IMAG1403 IMAG1402 IMAG1414 IMAG1412

Aquí acaba nuestro viaje por la otra punta del mundo pero si les queda alguna duda o simplemente desean hacernos una consulta sobre Australia no dejen de escribirnos a bruncheandobcn@gmail.com y les responderemos lo antes posibles. De momento volvemos a Barcelona pero no dudamos en que seguiremos descubriendo la gastronomía de otros países e informándoles de todo. Permanezcan muy atentos a los siguientes posts.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s