Australia Foodie Guide: Part 1

Como ya anunciamos, Bruncheando BCN se traslada durante unos días a las antípodas y ofrecerles toda la información necesaria para comer bien en uno de los países más bellos del mundo, tal y como hicimos previamente en la entrada dedicada a Roma. Este post se dividirá en dos partes: una en la que abarcaremos lo más típico de Sydney y Cairns y una segunda centrada en sabores típicos australianos. ¿No suena mal verdad?

Australia tiene la ventaja de brindarnos la oportunidad de poder comer alimentos que serían impensables en España o Europa. ¿Se han imaginado alguna vez como sabe el canguro o el cocodrilo servidos en una pizza? Además el “healthy style of life” de los australianos hace posible que este post sea apto para aquellos que hacen dietas especiales o para intolerantes típicos a lactosa o gluten. La importancia del deporte en Australia así como su clima favorecedor de la alimentación sana nos permiten descubrir una de las gastronomías más inspiradoras del mundo.

Sydney

Ciudad de complementación perfecta entre naturaleza y modernidad, Sydney nos ofrece un amplio abanico de posibilidades en cuanto al negocio de la restauración se refiere. Comenzamos en una de las áreas más relevantes durante la estación estival: Bondi. Bondi cuenta con una de las mejores playas de la ciudad y, como es de suponer, una de las zonas para comer y cenar más activas. En nuestro primer día nos dirigimos a un local paralelo al océano llamado Lamrock Lodge (19 lamrock avenue, bondi beach). Con una fachada abierta al mar y un menu compuesto de platos orgánicos es una fabulosa opción para toda aquella gente que quiere cuidar su figura (hay que tener en cuenta que casi todos los restaurantes son así, ejemplo de ello es la escasa presencia de restaurantes de comida rápida). Pedimos zumos naturales de piña y “ice chai latte” para sofocar el calor veraniego y para comer elegimos una ensalada de calabaza, remolacha y pollo y tostadas con salmón, huevos revueltos y aguacate modo “brunch”. Totalmente “aussie”. El precio estándar de cualquier comida en Sydney ronda entre los 16 y 25 dólares (la ciudad es bastante cara).

IMAG0967 IMAG0966  IMAG0959 IMAG0958 IMAG0969 IMAG0968 IMAG0963 IMAG0960

Nos trasladamos al día siguiente a la famosa Ópera de Sydney y a uno de los lugares de moda de la ciudad: el Opera Bar. Se trata de un punto de encuentro de la gente local y los extranjeros residentes a los que les apetece darse un capricho. El Opera Bar cuenta con unas vistas inmejorables de la bahía y una carta basada en mariscos, ensaladas, carne y pescado. Pedimos la ensalada de burrata y las chips de batata muy típicas de la gastronomía aussie, acompañadas de dos cervezas. El precio de este local es más alto de lo normal sobre todo por su ubicación pero merece la pena la inversión. Es realmente mágico si se acude por la noche cuando el edificio de la Ópera está iluminado.

IMAG1046 IMAG1044 IMAG1039 IMAG1041 IMAG1043 IMAG1047 IMAG1048 IMAG1079

El tercer día nos dirigimos a la ciudad costera de Cairns para disfrtutar de la Gran Barrera de Coral y el Daintree River. Se tarda unas tres horas en avión desde Sydney pero es la experiencia de una vida, totalmente recomendable. Cairns es un típico municipio de playa (excepto por los murciélagos gigantes que cuelgan de sus árboles) con sus establecimientos dirigidos a los turistas. En Cairns hablaremos de los mejores lugares para tomar un cocktail teniendo en cuenta que en Australia la cena es a las seis y la “Happy Hour” de 4 a 7. The Pier bar y The Salt son las mejores opciones. Situados en el muelle, el primero es perfecto para disfrutar de la buena música (5 dólares la cerveza y 8 los cócteles en la Happy Hour) y el segundo sube la categoría con la gente más “chic” y nombres como Champagne Australian Mojito y Mafia Princess para sus bebidas; también se puede cenar hasta las diez. Destacan las heladerias con posibilidades sin lactosa.

IMAG1110 IMAG1109 IMAG1108 IMAG1112

Día cuatro y nos fuimos al Rainforest, la excepcional jungla del este de Australia para disfrutar de la fauna más típica de la isla: canguros, wallabies, cocodrilos… Aunque contratado por la empresa que hacía el tour, comimos en medio del Daintree National Park en el resort que tiene montado la cadena YHA (con numerosos hostels por el país). El lugar es increíble y accesible para todos y sobre todo, para nada caro. Se trata de un cenador enorme con piscina y entrada a la playa. Ofrecen la posibilidad de alquilar un Kayak por 10 dólares para bajar la comida. Nosotros disfrutamos de filete de Kanguro (sí, se come) acompañado de patatas y ensalada y espaguetis con salsa de setas y pimiento. Un sitio 10.

IMAG1185 IMAG1186 IMAG1187 IMAG1191 IMAG1192 IMAG1184 IMAG1188IMAG1189

Para conocer muchas mas posibilidades que nos ofrece la comida australiana no os perdáis el siguiente inminente post.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s