El Patio del Fisgón: el secreto mejor guardado del barrio de Salamanca.

En la zona más exclusiva de la capital, entre la calle Ortega y Gasset y Goya, es decir en pleno barrio de Salamanca, se encuentra uno de los secretos mejor guardados de la zona. Septiembre comienza al igual que el curso y el trabajo y por ello queríamos presentar un lugar en el que huir de la rutina.

El Patio del Fisgón se nos presenta como el típico bar-restaurante del barrio de Salamanca: cuidado, sofisticado y con buena presentación. Nada más entrar nos encontramos una barra de madera donde disfrutar de una caña y un aperitivo rodeados de gente del barrio e, incluso, mujeres y hombres de negocios. Pero el secreto del Patio del Fisgón reside en su interior: un patio acristalado con barra propia, chimenea para el invierno,  mesas de bonita madera parda e iluminación de lo más interesante. Un lugar realmente acogedor para el que decide escaparse de la realidad durante dos horas disfrutando de su buena comida.

IMAG1947 IMAG1948 IMAG1950 IMAG1951 IMAG1952 IMAG1953 IMAG1954 IMAG1955 IMAG1956 IMAG1957 IMAG1969

Es aquí, en la comida donde el Patio más nos conquistó. Sé que siempre elogio la comida de todos los lugares por los que pasamos pero, realmente, sabemos escoger bien y el Patio del Fisgón no se quedó corto culinariamente. Cuenta con una carta muy completa basada en una mezcla de comida tradicional española y fusiones internacionales, mexicanas e, incluso, japonesas. Por ejemplo, al compartir podemos optar entre rollitos de pato, croquetas caseras, anchoas de Santoña o palitos de pollo con salsa fisgón entre otros. Además podemos optar por ensaladas variadas: de espinaca y pollo o de quinoa para los que más se cuidan, la tradicional César, la de tomate y burrata o la de queso de cabra. Como plato individual la carta se amplía. Podemos empezar por un gazpacho o sopa del día para seguir con las pizzas más originales (de boletus trufado, de ternera picada con cebolleta, de calabaza y gorgonzola…) o algún sandwich de roast beef. Volviendo a una comida de cuchillo y tenedor, cuenta con revueltos de emmental y trufa negra o morcilla y manzana junto al arroz cremoso de calabaza y foie entre otros. En cuanto a carnes y pescados podemos saborear desde chuletón, escalope y solomillo hasta chipirones, tartar de salmón o magret riad “abracadabra”. Las posibilidades de bodega son igualmente extensas y los postres, aunque tradicionales, están deliciosos (cheescake, tiramisú fisgón, copa de mango,…). Por último cuenta con un “Menú depurativo” para aquellos que sigan un régimen o simplemente, les guste estar en forma basado en la elección entre pollo a la plancha o tortilla francesa con una ensalada “depurativa” y fruta.

Personalmente, compartimos las quesadillas fisgón, muy ricas, acompañadas de una salsa que les daba ese punto diferente. De forma individual pedimos, uno los tacos fisgón (realmente ricos, con una mezcla de pollo, queso y verduras de la huerta mediterránea) y el atún teriyaki con verduras asadas con soja cruda sobre él. A estas alturas ya conoceréis mi predilección por lo “muy hecho por fuera y crudo por dentro” y en esta ocasión ese trabajo estaba muy bien hecho. De postre optamos por el cheesecake fisgón ¡El mejor plato de la comida! Traída en un envase de yogurt de cristal, esta ya tradicional tarta se convierte (en el Patio del Fisgón) en una crema de mascarpone casi líquida sobre un fondo de galleta y adornada con una pequeña capa de mermelada de frambuesa. Aunque puede parecer “lo de siempre”, en sabor es la más rica de las cheesecakes que he probado (y es mi tarta favorita).

IMAG1959IMAG1962IMAG1966 IMAG1963IMAG1968 IMAG1967 IMAG1946

En cuanto al trato fueron amables ¡y muy rápidos! No tardaban más de cinco minutos entre plato y plato. La relación calidad-precio es buena teniendo en cuenta que todo estaba ríquisimo y los ingredientes tenían origen y valor además de presentar buenas cantidades de comida. Al final rondó los 25 euros por persona con postre. Ambos coincidimos en que el Patio del Fisgón es un sitio que vale la pena visitar, y al igual que nos lo recomendaron a nosotros, nosotros no vemos la hora de recomendárselo a nuestros amigos, familiares ¡y a nuestros seguidores del blog! En conclusión, comida realmente buena en un ambiente inmejorable.

Calle Don Ramón de la Cruz 26, Barrio de Salamanca, Madrid.

Advertisements

One Comment Add yours

  1. Madonna says:

    I read a lot of interesting content here. Probably you spend a lot
    of time writing, i know how to save you a lot of work, there is
    an online tool that creates readable, SEO friendly articles in minutes, just type in google –
    laranitas free content source

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s